Cerrar

Nuestra prioridad eres tú: Políticas de reservaciones por Covid-19  |  Protocolos de Higiene

Políticas de reservaciones por Covid-19  |  Protocolos de Higiene

Cenotes, los tesoros escondidos de Yucatán

Magia, historia, misterio y vida son algunas de las cosas que esconden los cenotes de la Península de Yucatán. Antiguamente eran conocidos como “ts’onot” por los mayas, y su significado era literalmente hoyo o agujero en el suelo. Para los mayas, los cenotes eran lugares sagrados, ya que además de proveerlos de agua dulce también realizaban sacrificios y rituales. 

Cada uno de los cenotes tiene distintas características, aunque se dividen en 4 categorías: semiabiertos, abiertos, antiguos cenotes o tipo caverna. En Yucatán podemos encontrar cenotes de todas estas categorías, claro que hay algunos que son más famosos y bellos. Sin embargo, cada uno es especial y merecen la pena conocerlos. 

Algunos de los cenotes más famosos que podemos encontrar en la Península de Yucatán son “Ik Kil”, “Samulá”, “Kankirixché” y “Zací”. Seguramente los habrás visto en las redes sociales, ya que además de contener cientos de años de historia también tienen el panorama perfecto para una fotografía y recordar tus vacaciones.

1. Cenote Ik Kil

Este hermoso cenote se encuentra a tan solo 3km de la zona arqueológica de Chichén Itzá, una de las 7 maravillas del mundo. Está rodeado de mucha vegetación, así que podrás admirar la flora y fauna que lo habitan. Para entrar a este cenote, debes bajar por unas escaleras de piedra, por las cuales llegarás a unos balcones donde podrás admirar la belleza del cenote y sus aguas cristalinas que son rodeadas por lianas y mucha vegetación, un lugar totalmente mágico. Además, después de refrescarte podrás disfrutar de una deliciosa comida yucateca en alguno de los restaurantes que están fuera del cenote.

 

cenote-ik-kil-Peninsula-Yucatan

 

2. Cenote Samulá

Samulá es un cenote caverna que te dejará maravillado por su belleza rodeada de estalactitas, su agua cristalina y la amplitud del lugar. Este lugar se encuentra en Valladolid, en la comunidad de Dzitnup. Sus aguas son iluminadas por un orificio en la parte superior de la caverna, donde también podrás admirar las raíces de los árboles, los peces que habitan el cenote. Además, podrás nadar y practicar snorkel dentro de él.

 

3. Cenote Kankirixché

 Su nombre significa “fruta amarilla del árbol” y es uno de los lugares imperdibles en tu visita a la Península de Yucatán. Con una profundidad máxima de 50 metros y una mínima de 2 metros, este lugar es ideal para practicar el buceo. Ubicado en el poblado de Abalá, a 57 km de Mérida. Sus aguas cristalinas de un tono azul turquesa te dejarán impresionado. Este cenote es uno de los menos visitados, es por eso que se encuentra en tan buenas condiciones y lo mejor es que no hay tantas personas. Es un cenote semiabierto de caída libre rodeado de naturaleza.

 

4. Cenote Zací

 Uno de los cenotes más grandes e impresionantes a cielo abierto de toda la península. Su profundidad va de los 25 hasta los 100 metros. Ubicado en el municipio de Valladolid, su nombre hace referencia a una ciudad Maya alrededor sobre la cual en 1543 se fundó la ciudad de Valladolid. La flora que lo rodea es una de las más bellas, podrás encontrar álamos, helechos y hasta orquídeas. Además, algunas de las rocas que se encuentran dentro del cenote tienen algas. ¿Y qué decir de su fauna? Murciélagos, bagres, golondrinas y una inmensa variedad de insectos como libélulas y caracoles.

 

cenote-zaci-Peninsula-Yucatan

 

Cada uno de estos cenotes resguarda la historia y magia de la cultura Maya, además de que su belleza es irreal ante nuestros ojos. No importa si vienes en familia, pareja, con tus amigos o solo. Visitar estos cenotes debe estar en el itinerario de tu viaje a la Península de Yucatán.